viernes, 9 de mayo de 2008

Gr€€n IT

[Esta entrada pretendía haber sido escrita 22 de Abril, así que, antes de nada, y sobre todo, disculpas por el retraso]

Resulta que los menesteres laborales me han llevado a sumergirme y explorar la parte más verde de todo lo que rima con los sistemas de información [en el sentido menos literal de la palabra rimar], algo que me ha hecho casi feliz, porque últimamente mi concienciación con el azulado astro que habitamos está alcanzando cuotas históricas. Por supuesto, pronto me llevé una decepción, de ésas que tan sólo pueden ocurrir con las cosas que parecen ideas geniales.

Pero empecemos por el principio, vamos a ver de qué va eso que llaman…


Green IT

Resulta que una grandísima parte de la energía que se produce a nivel global se está fundiendo en multitud de CPDs varios esparcidos por todo el mundo. Eso, en un contexto de insostenibilidad energética, es malo. Pero, no panic, existe una serie de tendencias que están siendo abrazadas por el mercado de manera razonablemente amplia, llamadas Green IT.

Y algunas de esas tendencias que se recogen bajo el ala de Green IT se están convirtiendo en la última moda de todo departamento de sistemas que se enorgullezca de serlo.

  • La virtualización, que permite optimizar el rendimiento de las máquinas [además de otras ventajas que nada tienen que ver con lo que se trata aquí], es el último grito [aunque existe y se usa desde los 60, aprox.] en tecnología, y con razón, si queréis mi opinión.
  • Se empiezan a plantear rediseños de CPDs, con ideas tales como transportarlos a lugares naturalmente más fríos para ahorrar energía perdida en refrigeración. Si esto cuaja, en Islandia se forrarán.
  • Algunos proveedores desmarcan sus productos con etiquetas que garantizan su reciclabilidad, o lo ecológico que es su proceso de producción, o su bajo consumo. De hecho, los proveedores se están poniendo las pilas de verdad en este sentido, Sun Microsystems, está comercializando una caja negra y enorme que contiene un CPD con mínimos costes de refrigeración.
Todo esto mola, a la vez que preocupa un poquito. ¿Tan mal está el mundo que las gentes que se forran usando tecnología tienen que pensar cómo destruir algo menos el planeta? Otra vez again, no panic! Seguid leyendo…


Greed IT

He tenido mucho cuidado en la forma en que redactaba el primer párrafo del anterior bloque: lo que dije fue que el maravilloso Green IT conseguirá paliar en algún grado la contaminación fruto de los centros de procesamiento de datos, pero me aseguré de no decir que era por esto por lo que había surgido. Hay un dato por detrás de las cifras de consumo energético de los departamentos de sistemas que es mucho más importante que su impacto ambiental: ese consumo energético cuesta dinero. Mucho dinero.

Y ahí si que empezamos a tocar los botones adecuados. Amigos y compañeros de Noches sin Luna, os voy a aturdir con una escandalosa verdad: el altruismo y la humildad que puedan existir en el ser humano, desaparecen cuando ese ser humano se asocia a otro y forman una entidad con ánimo de lucro.

La adopción de Green IT se realiza con números en la mano, es así. Se buscan subvenciones, o etiquetas que permitan vender más por publicitarse como verde, o beneficios directos en la cuenta de resultados fruto del descenso del consumo energético. Afortunados somos, ya que una de las cosas que ahorran dinero hoy por hoy, puede que esté ayudándonos a salvarnos del desastre ecológico al que nos llevan las cosas que han estado dando dinero durante los últimos muchos años.

~/Planetas/~/Toxicosmos/~

1 comentario:

Verde que te quiero verde dijo...

Formas de ahorrar se han inventado y se inventarán muchas. Google, en un intento de salvar el planeta o conseguir subvenciones (desconozco el motivo real) también ha promovido un par de iniciativas:

http://www.blackle.com Si Google tuviera una pantalla negra, teniendo en cuenta la gran cantidad de personas que lo usan, se calcula que se ahorrarían unos 750 megavatios/horas anualmente.
Por elloGoogle ha creado una version negra,
llamada Blackle, con exactamente las mismas funciones que la version en
blanco pero, obviamente, con un consumo de energia menor.


Por otro lado tenemos www.ecoogler.com donde supuestamente cada 10.000 búsquedas se planta un arbol en el amazonas (es el google verde) ¿Será cierto?

Y qué pasaría si hiciéramos una mezcla de las dos opciones anteriores¿¿¿¿???? Cuál será la próxima iniciativa con la que nos sorprenderán?