miércoles, 2 de septiembre de 2009

Up: Pixar sigue arriba

Sé que ya se ha hablado mucho de la última película de Pixar, sé que llego un poco tarde, pero qué le vamos a hacer, el blog estaba de vacaciones [más o menos]. El caso es que ya me toca hablar a mí de Up

¿De qué va?

En líneas generales, Up va de un anciano, Carl, que decide efectuar un cambio de rumbo en su vida, gris desde el día en que su esposa, Ellie, falleció. La forma en que ejecuta tal decisión no es arbitraria, sino que busca responder a los sueños que quedaron en el tintero para Ellie y para él. Este cambio de rumbo, desembocará en una aventura por las Cataratas Paraíso, que nos permitirá identificar que algo más profundo se ha alterado en el corazón de Carl.

Up tiene, por tanto, dos argumentos que se tocan con la punta de los dedos, pero que no tienen nada que ver en el plano cinematográfico: la historia de Carl y Ellie, y la aventura por las Cataratas Paraíso.

Dos películas

Cada uno de estos argumentos, conforma una película diferente. La película que versa sobre la historia de Carl y Ellie, nos habla del paso y efecto del tiempo, de la importancia real y relativa de los sueños, de los posibles significados de una relación. La otra, más infantil, nos habla de esas cosas sobre las que se tiene que hablar a los niños: la importancia de creer en uno mismo y el valor de la amistad.

En la primera, las acciones esconden sentimientos y emociones que son protagonistas en la historia, casi por encima de Carl e incluso de Ellie, el personaje más potente de la película, pese [o tal vez gracias a] su corta presencia en pantalla. En la segunda, las acciones mandan sobre el resto, buscando entretener, hacer sonreír.

La primera es una obra de arte consumada. La segunda, una película pasable [tal vez incluso buena]. Y es cierto que la primera necesita a la segunda para poder alcanzar una conclusión completa, pero aún así, no dejo de pensar que Up sería algo mucho más grande si prescindiera de todo lo inútil para la historia de Carl y Ellie. Igual que pasaba con Wall·E, Up sería mucho más importante si se hubiera quedado en un corto.

Y aún así…

Sigo pensando que es una película soberbia. Muy divertida en sus momentos divertidos, muy emotiva en sus momentos emotivos. Y, sobre todo, muy natural en sus momentos álgidos. En esos en los que la trama fluye entre escenas hiladas con música y tacto. Solamente por toda la parte inicial, toda la introducción, la película ya valdría la pena. Y aún así, la escena más rica tardará bastante en llegar, con Carl sentado frente al Diario de Aventuras de Ellie en las Cataratas Paraíso. Es ese momento en el que la trama culmina, restando solamente un breve epílogo en el que podemos ver cómo el influjo de Ellie moldea la personalidad de Carl.

En definitiva, vedla si no lo habéis hecho ya. Pero no temáis que sea en 2D, podemos dejar la tercera dimensión para aquellos que prefieran disfrutar de la segunda de las tramas, y no de la primera.

3 comentarios:

KI dijo...

Los primeros 15 minutos fueron soberbios. Despues se mostro como una pelicula muy original y dejando un mensaje muy interesante sobre los sueños...

Excelente

Exitos Lume

nykaa dijo...

La gente dice que esta película es cruel...a mi no me lo parece.Dice las cosas como son, que la vida acaba y eso los niños tienen que descubrirlo y esta pelicula es un buen modo de que así sea.
Deja una moraleja preciosa y yo estoy deseando conseguir el muñeco de Rusell que me encantó ese niño jajaa.
Saludos

Lume dijo...

Gracias a ambos por comentar ^_^

Efectivamente, KL, el mayor valor de la película, como ya ocurría con Wall·e, está en sus primeros minutos.

@nykaa, yo tampoco la considero una película cruel, es más, creo que el mensaje que encierra es de un gran optimismo.