martes, 19 de febrero de 2008

Parte I - Artículo Estructurado

¿Pensabais que era un farol, que nunca pondría en práctica mis planes de dominio de la blogsfera? Os equivocabais, esta vez [al menos ésta] voy en serio. Y para demostrarlo, comienzo un decálogo temático de meta-posts en el que exploro y expando los diez consejos que aparecían en el artículo de ayer. Mi constancia estará a prueba durante diez días, y algo me dice que las apuestas están 10 a 1 en mi contra [o más]. Y como soporte argumental al meta-tema de hoy...


Cosas que me he dejado en el tintero

Mi otro gran plan de dominio mundial

En mi afán por quitar importancia a mis poco intensos y menos fructíferos intentos de dominar el mundo, se me olvidó mencionar que también tuve uno en el que el objetivo final del proceso no se perdía de vista. De hecho, el principal problema de este amago de plan podría fácilmente ser que el objetivo saltaba a la vista.

La idea surgió cuando mi hermano me contó que un amigo suyo estaba bajándose todos los discos que sugería un libro llamado "Los 101 mejores discos del Siglo XX" o algo así. No pude evitar pensar en cuánto le gustan las listas al ser humano. Una lista de las mejores cosas se convierte en una lista de obligaciones para la masa. Eso supone todo un terreno a explotar. El plan tomó forma en cuestión de instantes. Escribiría un libro llamado "Las 101 Mejores Cosas que hacer por Lume". Tal vez no fuera un éxito [casi seguro que no], pero, ¿quién sabe? El libro contendría las claves de mi ascenso, desde donaciones económicas, hasta filtraciones de información, granuladas en pequeñas acciones que podrían ser ejecutadas por la masa, en su afán por completar la lista...

El plan se estancó cuando me di cuenta de que primero tendría que terminar la ¿novela? homónima a este blog... Y mi proyecto de fin de carrera... La pereza me abrumó.


La otra vez que acerté un libro en el metro

Cuando hablé el otro día de mi potencialmente molesta afición por leer los libros ajenos en el metro, me deleité en narrar cómo un día acerté cuáles eran dos libros, leyendo apenas unas líneas. Pero se me olvidó comentar un suceso de la misma naturaleza, pero más curioso aún, ¡si cabe!

Hará dos o tres meses, una antigua profesora mía me recomendó leer "El niño con el pijama de rayas". Aún hoy, no he tenido ocasión de echarle el guante, pero todo se andará [aunque, recientemente, los microsiervos le han puesto una nota regulera].

Poco después, pasó lo que tenía que pasar. Tras leer una o dos frases del libro de uno de mis compañeros de viaje en el metro, supe que era ese libro. Pensé que, en el caso de que estuviera en lo cierto, mi antigua profesora de lengua no me creería cuando se lo contara, cosa que, como mal ex alumno, aún no he hecho.

Y el caso es que acerté, aunque para descubrirlo me tocó sufrir de lo lindo retorciéndome hasta ver la portada del libro… Pero fue cool.


Algo runo

En línea con el pensamiento anterior, se me olvidó poner en el InformeSobre LoRuno algo que verdaderamente odio: que la gente cubra las portadas de los libros que leen en el metro. No saben cuánto daño me hacen con ello…

~/Franz Ferdinand/~/The Fallen/~

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi otro gran plan mundial: desde luego admiro a esa gente que es capaz de seleccionar un número x de acontecimientos entre multitud de sucesos. Por eso si algún día eliges las 101 mejores cosas que hacer según Lume, estarás un peldaño más arriba en el escalafón que te llevará a convertirte en uno de mis ídolos (no sé si así llegarás al dominio mundial o de la blogsfera, pero si primero dominas a uno... los demás serán coser y cantar)

La otra vez que acerté un libro en el metro: Es cierto que ese libro del pijama de rayas está bien (a pesar de la votación regulera que le puedan haber dado en otros sitios). Lo leí, me gustó, y aunque reconozco que no es la obra literaria del siglo, está teniendo bastante tirón, invita a seguir leyendo... pero es bastante predecible. Aún así lo recomendaría para esas épocas en las que no tienes que leer y necesitas algo mentalmente descansado.

Algo Runo: joer, no recuerdo de qué iba el post en esta sección... con lo cual no puedo hacer comentario con respecto a ello.

PD. ¿Mañana una segunda parte? No me lo puedo creer...

Fdo. Alguien que te lee (de seguir así incluso acabarás el año con unos 30 comentarios... a más comentarios, más cerca estarás del dominio de la blogsfera, o eso dicen en el post de los consejos blogiles)

Anónimo dijo...

Ahhhh!!
Algo runo: realmente la gente cubre las portadas por ese afán de hacerte rabiar cuando vas en el metro (si bien unos dirán que es para que no se les estropee la portada, y otros porque se avergonzarán de lo que leen...)

Muiii dijo...

Joer, mi feedreader está que echa humo con todos los posts que estás poniendo estos dias!
Ya tengo una cosa más que hacer después de comer!

Muii dijo...

Por cierto, a ver cuando pones un post del nuevo juego al que vas a jugar: WoW!

Anónimo dijo...

Eyy soy el negruras del Dani ;)

Que umm añadiendo a esta entrada, Raúl, me congratula comunicarte que yo tengo tal libro en casa:

El niño del pijama de rayas.

Yo voy por el capi 4 y realmente de momento no me engancha. Podemos negociar :D

Venga tio sigo poniéndome al día.