lunes, 11 de mayo de 2009

Capitulando... El extraño caso del Dr. Kutner

[Si sigues la serie House, toda esta entrada es un espoiler si aún no has visto el capítulo 20 - ni idea de si se ha transmitido ya en España o no - tú sabrás lo que hacer a partir de aquí. No, de aquí] [ACTUALIZACIÓN: comenta más abajo el Señor Planes y Estrategias que en España se emite mañana el capítulo 18, así que si vas a ritmo nacional, esto es un espoiler, FIJO]


El chico viejo de House, el chico nuevo de Obama

Pues resulta que el doctor Kutner se ha suicidado. Así, de repente. Apartándonos a un lado, sin haber sido invitados, sin dejarnos ni una nota... Si no has visto House M.D. durante los dos últimos años, no sabrás ni de quién hablo, pero la verdad es que este tipo se había ganado un merecido hueco en nuestros corazoncitos, a base de un extraño equilibro entre ingenuidad y descaro, torpeza y genialidad. Y ahora se nos ha ido... ¿por qué? Obama le ha fichado como asesor de enlace con las comunidades asiático estadounidenses. Bueno, no a Kutner, sino a Kal Penn, el tío que le interpreta...

Lo que a mí más me ha impactado no es el cambio de palo en la carrera del señor Penn, sino cómo se ha asimilado este hecho en House, la que para mí es una de las series más en forma de la temporada. Tal vez podrían haber decidido que Kutner se mudara a otro rincón del globo por cien millones de motivos diferentes, y habría funcionado. Pero no, han tomado la que podría parecer la opción más lógica, si se quiere dejar algo meridianamente claro: se lo han cargado. Con un suicidio que nadie se esperaba y difícil de explicar...

Qué bien les ha ido a los chicos nuevos de House

En otra serie, este giro de guión podría parecer casi un deus ex machina, pero no en ésta. En House esto es una ocasión más para explorar lo que realmente es la trama de la serie: la personalidad de cada uno de sus protagonistas, con el doctor cojo a la cabeza. Pero esto por sí sólo no impide que el evento siga resultando algo absurdamente inesperado e inconcebible: la forma en que la serie dota de realismo a este hecho es resaltar su faceta de inesperado. Así, nos encontraremos a House conjeturando una y otra vez sobre qué puede haber hecho que su empleado acabara suicidándose. Y nos preguntaremos si está resolviendo un puzle más o si está intentando superar un duro golpe del único modo que sabe.

Sí, puede que el giro argumental sea abrupto y poco convincente, pero la forma en que es aprovechado para la trama es sublime, y no habría podido realizarse con un giro menos abrupto y más convincente. Un prueba más de que [¿lo he dicho ya?] gracias a su hilo conductor [la profundización en sus personajes y en las relaciones entre ellos], House ofrece hoy una de las propuestas más interesantes de la televisión estadounidense. Lástima que las tramas médicas empiecen a aburrir, si no, sería perfecta.

3 comentarios:

planesyestrategias dijo...

En cuatro van por el capítulo 18 (que se emitirá el 12.5).[Aprovecha y pon un aviso del que estamos viendo].
Así que yo he leído aventurándome, jeje. Ya me imaginaba algo así, sabía lo de su cambio de empleo.
En cualquier caso, coincido contigo en el valor de la serie, y en lo de las tramas médicas; en casa jugamos a adivinar si en el episodio que vemos la enfermedad será autoinmune. :-)

Alex dijo...

Es una serie que siempre me he negado a ver (mi hipocondría se resiente) pero a la que últimamente me he enganchado.
Y también había oído ya lo del fichaje de Obama.

Besitos.

planesyestrategias dijo...

Hoy cuatro ha emitido el capítulo de marras. Y pese a saberlo, pese a esperarlo, me ha sorprendido. Gran episodio, sí.